Smoothie de sandia

smoothie de sandia

Para preparar un smoothie de sandía debes tener en cuenta que esta fruta de verano tiene un gran contenido de agua, así que no es necesario agregar elementos líquidos.

Para lograr la consistencia cremosa las medidas de los ingredientes pueden variarse.

Ingredientes (para 2 raciones)

–  500 gramos de sandía
–  Un yogur natural o con gusto a frutilla
–  Azúcar, edulcorante o miel
–  Hielo (Opcional)

–  Combinaciones: frutillas, plátano, melón

–  Adicionales optativos: semillas.

Preparación

  1. Lavar, cortar la sandia en trozos grandes, quitar la cascara y las semillas
  2. Una vez limpia, cortar en cubos.
  3. Si quieres combinarlas con otra fruta, repites el mismo procedimiento
  4. Colocar en la batidora el yogur y la sandia, si elegiste hacer un smoothie combinado en este paso agregas la otra fruta.
  5. Procesa los ingredientes y controla la consistencia.
  6. Si quieres una textura más cremosa agregas más yogurt.
  7. Por último, antes de servir elige si deseas ponerle endulzante, hielo o algún adicional.

Mas recetas de zumos naturales que te pueden interesar:

Beneficios

La sandía es una fruta con sabor dulce, tiene una textura carnosa y firme, aunque esta formada en un 92% por agua, por lo que es muy refrescante.

Es un postre sabroso y no aporta calorías siendo una gran aliada para las personas que quieren bajar de peso. Se puede consumir en snacks o en deliciosos batidos o smoothies.

Esta fruta además tiene muchas cualidades y aporta elementos antioxidantes, vitaminas y minerales.

El primer efecto provechoso de consumir sandia es la hidratación instantánea y efectiva, ya que con una porción de sandía estas comiendo agua, literalmente.

Esto la transforma en un diurético natural que apoya y activa la función renal ayudando a controlar la presión arterial, previniendo de este modo enfermedades vasculares y cardiacas.

La sandía contiene vitamina C de acción antioxidante y con funciones de refuerzo del sistema inmunológico que nos ayuda a combatir enfermedades.

Tiene altas cantidades de beta-caroteno que se transforma en vitamina A e interviene en la producción de los pigmentos en la retina del ojo y previene la ceguera nocturna. Además, es excelente para la piel, los dientes y los huesos.

La presencia de licopeno que es el pigmento antioxidante que le da el color rojo, es el aporte más importante de esta fruta ya se ha comprobado que tiene efecto antiinflamatorio, quimioterapéutico y preventivo de enfermedades cardiovasculares al combatir el envejecimiento celular.

También está presente en la sandía la vitamina B6 que interviene en la producción de serotonina, una sustancia que combate los efectos del estrés y el insomnio.

Los minerales que se encuentran en la fruta son:

  • potasio que te ayudara a evitar los calambres y mantener el ritmo cardiaco
  • magnesio que es efectivo para fortalecer los huesos y regular el funcionamiento de músculos y nervios.
  • hierro de gran importancia para la salud de la sangre y el sistema inmune.

Consumir un smoothie de sandia en verano es refrescante y placentero.

Te ayuda a controlar tu peso y a hidratarte fácilmente, además de incorporar algunos micronutrientes esenciales para mantener equilibradas funciones fisiológicas y metabólicas vitales.