Smoothie de fresa

El smoothie de fresa es una de las variedades mas elegidas de batidos, ya que la fruta es deliciosa y admite muchas combinaciones posibles sin que su sabor se pierda en absoluto.

Esta comprobado científicamente que aumentar el consumo de frutas y verduras es positivo para la salud física y repercute en el bienestar emocional, ¡así que adopta los smoothies que son puro beneficio para ti!

Ingredientes (para 2 smoothies)

–  200 gramos de fresas
–  2 vasos de leche
–  2 yogures de fresa
–  Azúcar, edulcorante o miel
–  Hielo (Opcional)

–  Combinaciones: plátano, kiwi, piña, frutos rojos

–  Adicionales optativos: extracto de vainilla, helado de vainilla, avena

Nota: se puede reemplazar la leche por zumo de naranja

Preparación

  1. Lavar bien, limpiar las fresas quitándole el cabo y las hojas.
  2. En caso de hacer un smoothie combinado limpias y cortas la otra fruta en cubos.
  3. Colocar en la licuadora la leche, el yogur y la fruta.
  4. Procesar y ver la consistencia, para una textura más cremosa agregas más fresas.
  5. Agregar el endulzante, el hielo y adicionales antes de servir, de acuerdo al gusto del consumidor.

Mas recetas de smothies y batidos que te pueden interesar:

Beneficios

La fresa o frutilla es una de las llamadas frutas del bosque, proviene de una planta rastrera, tiene sabor ligeramente agrio por lo que se prepara con productos más dulces logrando una mezcla de sabores equilibrados y exquisitos.

Un smoothie de frutilla con yogurt y leche te aporta gran cantidad de nutrientes de origen animal, vitaminas y minerales.

El yogurt ofrece múltiples beneficios como fortalecer el sistema inmune, regular la flora intestinal y tiene un gran contenido de calcio, imprescindible para la salud de los huesos.

Si optas por prepararlo con leche de almendras eliminas por completo el aporte de grasa  ayudando a reducir el “colesterol malo”.

La fresa tiene un alto contenido de vitamina C, potasio, hierro, fósforo, ácido fólico y minerales, además te provee de una gran cantidad de fibra por lo que regula la digestión y el transito intestinal combatiendo el estreñimiento.

La presencia de vitamina C la transforma en un excelente activador del sistema inmunológico previniendo resfriados, mientras la vitamina A tiene efectos positivos sobre la salud de la piel.

Las fresas tienen un pigmento antioxidante llamado luteína que le da el intenso color rojo y que también tiene efectos beneficiosos para la salud.

La luteína reduce la aparición de problemas cardiovasculares al combatir a los radicales libres que provocan el envejecimiento celular por lo tanto también previene el cáncer y es uno de los protectores de la visión más efectivos, resguardando a los ojos de la acción del sol ya que actúa sobre la mácula como filtro solar.

El smoothie de fresa es un complemento ideal para un plan de alimentación para bajar de peso ya que te permite consumir un batido que es hidratante, sabroso, saciante, que apenas tiene calorías y que contiene una gran variedad de nutrientes.

Puedes combinarlos con cereales, frutos secos o frutos rojos para hacer un smoothie mixto y adaptarlo a tu gusto para que su consumo te resulte aun más placentero.